Qué es la protección internacional: el derecho de asilo y la protección subsidiaria.

La protección internacional está compuesta del derecho de asilo y la protección subsidiaria.

El derecho de asilo se concede a las personas refugiadas y la protección subsidiaria se concede a personas que no son refugiadas pero que no pueden volver a su país de origen porque están en situación de riesgo.

El derecho de asilo

El derecho de asilo está reconocido en el artículo 13 de la Constitución Española y hace referencia a la protección que se da a personas extranjeras no comunitarias o a personas apátridas a quienes se reconoce la condición de refugiado/a.

¿A qué personas se les reconoce la condición de refugiado/a?

A las personas que tienen un temor fundado a ser perseguidas en su país por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenecer a un determinado grupo social, por su género o por su orientación sexual.

En nuestra legislación, el derecho de asilo se encuentra regulado en la Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del Derecho de Asilo y la Protección Subsidiaria.

En el ámbito internacional el derecho de asilo se encuentra regulado en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, hecha en Ginebra el 28 de julio de 1951 y su Protocolo.

La protección subsidiaria

Hay personas extranjeras, apátridas o de otros países, que no cumplen las condiciones para ser refugiadas o recibir asilo pero que no pueden volver a su país de origen (en el caso de las personas de un país, los nacionales) o al de su anterior residencia habitual (apátridas).

¿Por qué no pueden volver? Porque si vuelven pueden sufrir graves daños, como por ejemplo:

  • condena a pena de muerte
  • tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes
  • amenazas graves contra su vida o su integridad como consecuencia de situaciones de violencia indiscriminada.

o algunos otros riesgos graves reconocidos en la Ley 12/2009, de 30 de octubre. Las personas que se encuentran en esta situación pueden solicitar protección subsidiaria.

Qué protección brindan el derecho de asilo y la protección subsidiaria.

Cuando una persona tiene concedida protección internacional, ya sea porque tiene asilo o porque tiene protección subsidiaria, no puede ser devuelta a su país ni puede ser expulsada.

Además, el Estado español debe cumplir otras medidas y normas establecidas en la propia normativa española, la normativa de la Unión Europea y las normas de los Convenios internacionales ratificados por España.

Impreso de solicitud de protección internacional

Haciendo clic en el enlace de abajo puedes descargarte el impreso de solicitud de protección internacional:

Impreso de solicitud de protección internacional

Legislación sobre asilo y refugio

Legislación nacional

Ley 12/2009 de protección internacional

Real decreto 203/1995 de asilo

Real decreto 1325/2003 de desplazados

Normativa europea

Directivas refundidas sobre procedimientos comunes 2013/32/UE de 26 de junio de 2013

Directiva refundida de condiciones de acogida 2013/33 de 26 de junio de 2013

Directiva refundida de calificación 2011/95 (CE) de 21/12/2011 

Reglamento de Dublín 604/13 de 26 de junio de 2013

Reglamento EURODAC refundido 603/2013 de 26 de junio de 2013 

Directiva sobre desplazados 55/2001 de 201 de julio 2001

Legislación internacional

Convención de Ginebra de 1951

PD: El contenido de este artículo tiene carácter puramente informativo.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.