Demandas administrativas y otros objetos volantes no identificados

Leo en el periódico El País de 20 de abril una noticia que es una historia para no dormir por la mezcla de realidad y ficción jurídica.

En ella se dice en primer lugar que la Federación Regional de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos ha interpuesto una demanda administrativa contra la Consejería de Educación de Madrid por dar menús elaborados por Telepizza y Rodilla al alumnado que tiene Renta Mínima de Inserción (RMI).

Una demanda administrativa.

Suena interesante si no fuera porque a día de hoy las demandas administrativa no existen: O presentas un recurso administrativo ante la propia Administración (que supongo que es a lo que se refiere la noticia) o te vas a los juzgados e interpones una demanda (o escrito de interposición) contencioso-administrativa. No hay más.

Sigo leyendo la noticia y el jaleo continua ya que, según el periódico, el presidente de la FAPA asegura que han optado por seguir la vía administrativa porque «para deshacer este entuerto no hace falta más que intencionalidad política, cosa que se soluciona en un par de días» y porque «el sistema judicial está prácticamente paralizado, solo admiten casos que vulneren derechos fundamentales y la alimentación, por desgracia, no lo es en la Constitución».

Madre mía.

¿Pero cómo que han optado por seguir la vía administrativa? ¿Han optado? ¡Pero si no se puede elegir! Si es que lo dice la ley: es obligatorio agotar la vía administrativa antes de poder acudir a los juzgados. Es como si me dicen que han optado por respetar las señales de tráfico.

Tú agotas la vía administrativa presentando todos los recursos que tengas que presentar. Y si no te hacen ni caso o no te dan la razón, pues entonces y solamente entonces ya puedes ir a la jurisdicción contencioso-administrativa a ver si consigues que el juez/a le de un tirón de orejas a la Administración. Así que de «hemos optado» nada. Es que la ley te obliga a hacerlo así.

Únicamente existe una excepción: sólo se puede acudir directamente a los tribunales para reclamar las decisiones burocráticas que pongan fin a la vía administrativa.

Tercera afirmación alucinante:

Según la noticia, el presidente de la FAPA también afirma que el sistema judicial está tan paralizado que solo admiten casos que vulneren derechos fundamentales.

Mátame camión.

Que el sistema judicial está paralizado es mucho decir, aunque colapsado seguro. De todas formas, cuando tu vas a interponer tu demanda contenciosa no te dicen:

Caballero, Señora, mejor venga usted en otro rato que es que tenemos mucho lío-.

No. Tú la demanda siempre la puedes interponer, otra cosa es cuando se tramite.

Pero además es que la tramitación prioritaria de los casos de vulneración de derechos fundamentales no tiene nada que ver con el colapso de la justicia. Es que lo manda la Constitución.

No es que sólo se admitan casos de vulneración de derechos fundamentales. Es que esos casos pasan por delante de los demás.

¿Y eso porqué?

Pues porque el legislador ha entendido que las vulneraciones de los derechos fundamentales son taaaan graves que tienen que tener prioridad sobre todo lo demás y para darle vidilla al asunto y que se resuelvan lo antes posible, la Constitución ordena que se tramiten a través de un procedimiento preferente.

Es como cuando estás en el coche en medio del atasco avanzando a dos por hora y viene una ambulancia y adelanta a todo el mundo. Ni-no, ni-no, ni-noooo. El procedimiento especial de protección de los derechos fundamentales es esa ambulancia.

Así que ni demandas administrativas, ni supuestas elecciones estratégicas que no son más que la tramitación ordinaria que marca la Ley… eso sí, esperemos que el asunto se resuelva lo antes posible y que los niños y niñas de la Comunidad de Madrid puedan tener la alimentación saludable y nutritiva que merecen.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.