Qué es un falso autónomo y cómo saber si tú también lo eres

¿Qué es un falso autónomo?

Jurídicamente hablamos de falsos autónomos para referirnos a aquellas contrataciones aparentemente sujetas al régimen del trabajo autónomo pero que en realidad encubren relaciones laborales.

Un falso autónomo es un empleado/a que trabaja a las órdenes de un empleador pero que en lugar de tener un contrato de trabajo tiene un contrato como profesional autónomo. Dicho de otra manera: eres falso autónomo si trabajas para una empresa sometido a su poder organizativo y disciplinario.

La consecuencia fundamental de ser falso autónomo en lugar trabajador asalariado o empleado es que no tienes los derechos laborales que sí te corresponderían: vacaciones remuneradas, salario (en lugar de cobrar una nómina, el falso autónomo cobra una factura), descansos, bajas, permisos remunerados, indemnización por despido…

En caso de que la relación sea laboral pues entonces no eres autónomo sino falso autónomo. Esto significa que realmente eres un trabajador por cuenta ajena y tu contrato es laboral.

¿Cómo saber si eres un falso autónomo?

Para distinguir si una relación es laboral o trabajo autónomo lo que se analiza es la existencia o no de ajenidad y dependencia. Si desarrollas tu actividad profesional sometido al poder organizativo y disciplinario de la empresa entonces no eres realmente un trabajador autónomo sino un empleado por cuenta ajena de la empresa.

Atención porque da igual lo que diga el contrato o cualquier otro documento. Ser o no ser (ya lo decía Shakespeare) autónomo no depende de lo que diga ningún papel sino de la realidad de los hechos.

¿Cuándo un trabajador es falso autónomo? O dicho de otro modo: ¿cuándo existe una relación laboral?

Pues según el Supremo existe una relación laboral, ergo eres un empleado y no un trabajador autónomo por lo que estaríamos ante una situación de falso autónomo, cuando se dan los siguientes elementos o características:

  • Voluntariedad. Se presupone por lo que no hay que demostrarla
  • A cambio de pago: Da lo mismo que te paguen un sueldo fijo, por hora de trabajo, por comisiones, etc. ) o la inclusión del trabajador «en el ámbito de organización de la empresa» (STC 8/2/82) o simplemente la «subordinación» del trabajador al empresario (STC 14/01/82).
  • Ajenidad: Quiere decir que realmente eres ajeno tanto a los riesgos de la empresa como a sus beneficios.

Son indicios de que existe ajenidad:

  • Que no realizas tu trabajo por propia iniciativa y se lo ofreces a un tercero (la empresa o los clientes de la empresa) sino que lo realizas por iniciativa o encargo de la empresa.
  • Que trabajas con medios y material de la empresa
  • Que tanto el resultado de tu trabajo (producto del trabajo) como lo que pagan los clientes por tu trabajo (utilidad patrimonial) va a parar directamente al patrimonio de la empresa y no en al tuyo.
  • Que tu remuneración tenga un carácter fijo o periódico o se calcule según la actividad prestada (frente al riesgo y lucro especial que caracterizan la actividad empresarial o el libre ejercicio de las profesiones).
  • Que la retribución sea similar a la de otros trabajadores en puestos similares contratados laboralmente.

Son indicios de que existe dependencia:

  • Estás sometido a un horario
  • No tienes libertad de no asistencia al trabajo
  • Trabajas a las órdenes del empresario y éste controla tu trabajo
  • Te han sancionado alguna vez
  • Asistes al centro de trabajo de la empresa
  • Existe continuidad, regularidad y permanencia de la relación a lo largo de muchos años.

Los riders: una sentencia pionera

En el caso de los famosos riders, el argumento principal del Tribunal Supremo para determinar que eran falsos autónomos ha sido que la plataforma y el conductor están unidos por un «vínculo de subordinación» que «se basa en el poder del empleador para dar instrucciones, controlar su ejecución y sancionarle cuando no se respeten». Aunque sea a traves de una app.

De este modo, nuestro Alto Tribunal entendió que la condición de autónomo era «ficticia» ya que el conductor/a «no puede crear su propia clientela, ni fijar libremente las tarifas ni determinar las condiciones de prestación de su servicio de transporte».

Gracias a esta sentencia pionera, los afectados podrán reclamar los salarios correspondientes y la indemnización por despido.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

¡Suscríbete a la Newsletter!

Responsable: Beatriz Moreno. Finalidad: envío de publicaciones y correos comerciales. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: Mailerlite con titular MailerLite, Inc, alojada en Lituania.

.