Qué es la patria potestad

En este artículo te explicamos qué es la patria potestad y qué implicaciones tiene ejercerla de manera conjunta.

¡Arrancamos!

Qué es la patria potestad

La patria potestad es el conjunto de derechos que la ley confiere a los padres sobre las personas y sobre los bienes de sus hijos no emancipados constituyendo a la par un conjunto de deberes que como inherentes a dicha institución, deben asumir y cumplir los padres respecto de sus hijos (STS 25 de Junio 1994).

La patria potestad está configurada en nuestro ordenamiento jurídico <<como una función instituida en beneficio de los hijos, que abarca un conjunto de derechos concedidos por la Ley a los padres sobre la persona y bienes de los descendientes en tanto son menores y no emancipados, para facilitar el cumplimiento de los deberes de sostenimiento y educación que pesa sobre dichos progenitores; constituye una relación central de la que irradian multitud de derechos y deberes, instituidos todos ellos, no en interés del titular, sino en el del sujeto pasivo>> (STS 9 de Julio de 2002).

El ejercicio conjunto de la patria potestad

La ley 15/2005, de 8 de julio, opta por el ejercicio conjunto de la patria potestad por ambos progenitores. 

Esta ley establece expresamente que los progenitores pueden acordar en el convenio regulador que el ejercicio se atribuya exclusivamente a uno de ellos o bien a ambos de forma compartida.

También se concede al juez la facultad, en los procesos incoados a instancia de uno solo de los cónyuges y en atención a lo solicitado por las partes, de adoptar una decisión en este sentido. 

El ejercicio conjunto de la patria potestad no significa que los progenitores deban consultarlo absolutamente todo. Existen dos excepciones a la necesaria toma conjunta de las decisiones: Se consideran válidos tanto los actos usuales o rutinarios como aquellos que se realizan en una situación de urgencia. 

Entonces la pregunta clave está en saber qué se considera un acto usuario rutinario y que se considera una situación de urgencia. 

El artículo 156 del Código Civil establece que serán válidos los actos que realice uno de los progenitores conforme al uso social o las circunstancias pero no indica qué actos entran en esta categoría. 

El artículo 156 CC no dice nada, pero la jurisprudencia sí. 

Una sentencia de la audiencia provincial de Sevilla establece que aquellas decisiones diarias, habituales, ordinarias y rutinarias se han de adoptar por el que ejerce la guarda mientras que aquellas que son trascendentes y afectan al desarrollo de los menores exigen la decisión conjunta. 

En cuanto a los actos urgentes son aquellos que no admiten demora. Se trata de situaciones en la que existe una necesidad de intervenir para evitar un daño o un perjuicio al menor. 

Decisiones que deben tomar ambos progenitores

A tenor de la jurisprudencia de las audiencias provinciales debemos entender que requieren una decisión común actos como: 

✔️ cambio de residencia del menor 

✔️ cambio de colegio 

✔️ gastos extraordinarios 

✔️ residencia en el extranjero 

✔️ actos religiosos 

✔️ fiestas y actividades de los hijos 

✔️ asistencia médica y psicológica

La importancia de que fluya la información

Merece la pena detenerse un momento en este punto. 

El ejercicio conjunto de la patria potestad implica el derecho a obtener información sobre los aspectos esenciales del hijo que afecten a su salud o a su rendimiento escolar. 

Esto no significa que tenga que ser necesariamente el otro progenitor quien facilite esa información como dice la AP de Madrid, pero sí es importante subrayar el deber de informar de la vida del niño por parte de aquel que conviva con el menor,  evitando que el conflicto entre los padres haga que uno de ellos queda apartado de la vida de su hijo.

Tenemos que decidir entre los dos pero no conseguimos ponernos de acuerdo. ¿Hay alguna solución?

El artículo 156 CC establece que en caso de desacuerdo, cualquiera de los dos podrá acudir al juez, quién, después de oír ambos y al hijo si tuviera suficiente madurez y, en todo caso, si fuera mayor de 12 años, asegurar la facultad de decidir al padre o la madre

Para acudir al juez en este tipo de casos tendremos que iniciar un procedimiento de jurisdicción voluntaria por discrepancia en el ejercicio de la patria potestad regulado en el artículo 86 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria. 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

¡Suscríbete a la Newsletter!

Responsable: Beatriz Moreno. Finalidad: envío de publicaciones y correos comerciales. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: Mailerlite con titular MailerLite, Inc, alojada en Lituania.

.