Qué es la nuda propiedad en una herencia

La nuda propiedad es el derecho que tiene una persona sobre una cosa de la que es propietario.

En el caso de las herencias puede suceder que una persona herede la propiedad de un bien inmueble pero no se le trasmita el derecho de uso y disfrute del mismo porque otra persona tenga un derecho de usufructo.

Esta situación la encontramos por ejemplo cuando fallece uno de los progenitores y la vivienda familiar se trasmite a los hijos.

Si el otro progenitor aún vive, la nuda propiedad del inmueble se trasmite a los hijos pero el progenitor superviviente tendrá el derecho de usufructo de la vivienda con base en la legítima que le corresponde, lo que implica que puede hacer uso y disfrute de la casa.

¿La casa pasa a ser de los hijos? Sí, pero el cónyuge viudo podrá hacer uso y disfrute de la vivienda en virtud de su derecho de usufructo.

Diferencias entre la nuda propiedad y el usufructo

El nudo propietario es el propietario del bien en cuestión, pero no tiene el derecho de uso y disfrute, mientras que el usufructuario no es propietario de ese bien pero sí que tiene el derecho de uso y disfrute.

¿Qué consecuencias tiene esto?

Pues por ejemplo que el propietario no podrá alquilar la propiedad mientras el usufructuario conserve su derecho, pero sí podrá vender la nuda propiedad;

Por el contrario, la persona con derecho de usufructo, el usufructuario, sí puede alquilar la vivienda e incluso poner en venta su derecho de uso y disfrute de la propiedad pero no podrá vender la nuda propiedad puesto que no es propietario.

¿El nudo propietario puede adquirir el derecho usufructo?

Efectivamente.

Cuando el nudo propietario adquiere el derecho de usufructo se dice que tiene el pleno dominio sobre el bien en cuestión, que en el ejemplo de antes era la vivienda heredada.

El pleno dominio quiere decir que la nuda propiedad y el derecho de usufructo se encuentran reunidos en una misma persona.

¿Y cómo puede el nudo propietario adquirir el derecho de usufructo?

Existen dos maneras fundamentalmente: mediante compraventa del derecho de usufructo y por extinción del derecho de usufructo.

Venta del derecho de usufructo

Como ya hemos señalado antes, la persona que tiene el derecho de usufructo, el usufructuario, tiene derecho a vender su derecho, esto es puede vender el uso y disfrute del bien inmueble.

En caso de que sea el nudo propietario quien efectúe la compra de ese derecho, podría consolidar el pleno dominio sobre el bien.

Extinción del usufructo

La extinción del derecho de usufructo puede producirse por diferencias circunstancias:

  • Por fallecimiento del usufructuario: Cuando el usufructuario fallece, el nudo propietario adquiere automáticamente el pleno dominio del bien. En caso de que el usufructo lo tengan diferentes personas, el nudo propietario adquirirá el pleno dominio cuando fallezcan todas ellas.
  • Por cumplimiento de una condición resolutoria: Esto sucede cuando el usufructo tiene alguna condición. En el momento en que se cumpla dicha condición se extingue el usufructo y el nudo propietario adquiere el pleno dominio sobre el bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.