¿Se puede renunciar a la herencia en España?

La herencia de una persona está formada por todos aquellos bienes, derechos y obligaciones que no se extinguen con su deceso.

Cuando una persona fallece se abre la sucesión. Esto es, sus herederos se subrogan en la totalidad de los derechos y obligaciones del causante. O únicamente en los activos y derechos si la aceptación de la herencia se produce a beneficio de inventario. 

Puede suceder también, de hecho es bastante habitual, que los herederos no quieran la herencia. Muchas veces es porque la herencia incluye más deudas que activos, otras porque los herederos no quieren o no pueden hacer frente al coste fiscal que supone la aceptación de la herencia. 

En efecto, según muestran las estadísticas cada vez más gente decide renunciar a la herencia. Los motivos más habituales son: la existencia de deudas, la falta de relación con el familiar fallecido y el tener que hacer frente a los gastos derivados de la aceptación de la herencia como por ejemplo el impuesto de sucesiones.

El caso es que mucha gente se pregunta si en España se puede renunciar a la herencia y cómo hacerlo. 

Si tú también estás pensando si te interesa renunciar a una herencia, sigue leyendo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Es posible renunciar a una herencia en España? 

Según establece el artículo 988 del Código Civil, la aceptación y repudiación de la herencia son actos enteramente voluntarios y libres. 

Esto quiere decir que los herederos pueden renunciar a la herencia con absoluta libertad y por cualquier motivo. No tienen ninguna obligación de aceptar la herencia si no lo desean. 

Ahora bien, dicha repudiación tiene que cumplir algunas normas: 

No puede hacerse en parte, no puede estar sujeta a plazo o condición, una vez hecha la renuncia es irrevocable y no puede ser impugnada. 

Por otra parte, los efectos de la renuncia a la herencia se retrotraen al momento del fallecimiento del causante. 

Cómo renunciar a la herencia 

La renuncia de la herencia sólo puede hacerse de manera expresa y mediante escritura pública otorgada ante notario, tal como establece el artículo 1008 del Código Civil

No cabe, por tanto, renunciar a la herencia de manera tácita. 

Plazo para renunciar a la herencia 

Nuestro Código Civil no establece un plazo para llevar a cabo la renuncia a la herencia. 

Ahora bien, a tenor de los artículos 1.004 y 1.005 del Código Civil es posible interpelar al heredero para que se pronuncie en un sentido o en otro, una vez transcurridos nueve días después del fallecimiento del causante. 

Cualquier persona que acredite su interés en que el heredero repudie o acepte la herencia puede acudir al Notario y que éste inste al heredero en cuestión a que en un plazo de treinta días acepte o repudie la herencia. 

En caso de que no manifieste su voluntad se entiende que acepta la herencia pura y simplemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.