Artículo 23 LAU: Obras del arrendatario

El artículo 23 LAU regula las condiciones para que el arrendatario realice obras en la vivienda arrendada y establece las consecuencias de llevar a cabo modificaciones sin el consentimiento por escrito del arrendador, abordando aspectos de configuración, estabilidad y seguridad de la propiedad.

¿Qué dice el artículo 23 LAU?

Si vas al BOE a buscar la redacción del artículo 23 LAU, verás que dice lo siguiente:

<<1. El arrendatario no podrá realizar sin el consentimiento del arrendador, expresado por escrito, obras que modifiquen la configuración de la vivienda o de los accesorios a que se refiere el apartado 2 del artículo 2, o que provoquen una disminución en la estabilidad o seguridad de la misma.

2. Sin perjuicio de la facultad de resolver el contrato, el arrendador que no haya autorizado la realización de las obras podrá exigir, al concluir el contrato, que el arrendatario reponga las cosas al estado anterior o conservar la modificación efectuada, sin que éste pueda reclamar indemnización alguna.

Si, a pesar de lo establecido en el apartado 1 del presente artículo, el arrendatario ha realizado unas obras que han provocado una disminución de la estabilidad de la edificación o de la seguridad de la vivienda o sus accesorios, el arrendador podrá exigir de inmediato del arrendatario la reposición de las cosas al estado anterior.>>

Art. 23 Ley de Arrendamientos Urbanos

Encuadre del art. 23 LAU

Esperamos que te haya sido útil este post sobre el artículo 23 de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Advertimos de que la única normativa oficial se encuentra publicada en el BOE o Boletín Oficial correspondiente, siendo esta la única legalmente válida. Declinamos cualquier responsabilidad por daños que puedan causarse debido a inexactitudes e incorrecciones en este contenido, el cual es de carácter informativo y no tiene valor jurídico.