Cómo reclamar el grado de discapacidad

Vamos a situarnos.

Has enviado tu solicitud de valoración del grado de discapacidad, te han citado para la entrevista, has tenido la entrevista con los técnicos (normalmente un médico y una psicóloga) y te ha llegado una notificación con la resolución.

Abres la carta y te cae un jarro de agua fría.

Te encuentras con que no te han dado el grado de discapacidad que necesitabas.

Si tienes una enfermedad rara o poco frecuente es importante que sepas que no estás solo o sola. Según un estudio del IMSERSO que puedes consultar aquí, el 18,9% de las personas que participaron en el estudio no posee el certificado de discapacidad y a un 4,65% se lo han denegado por considerar que su enfermedad rara no era discapacitante.

Además, el 35,1% de los encuestados con valoración están insatisfechos con el grado de discapacidad reconocido. En el caso de las asociaciones de afectados, la gran mayoría considera que la valoración de la discapacidad no suele ser acorde con la discapacidad real que presentan las personas afectadas.

La pregunta es: ¿Qué puedes hacer si te encuentras en esa situación?

Reclamar el grado de discapacidad que te hayan dado

¿Y eso cómo se hace? Primero tendrás que poner un recurso ante la propia administración y si eso no funciona puedes interponer una demanda en la jurisdicción social.

Vamos a verlo paso a paso.

reclamación grado discapacidad

Paso 1: presentar una reclamación previa vía judicial

Habrás recibido una carta que pone notificación de resolución sobre el grado de discapacidad.

Al final de esa carta, debajo de donde pone Resuelvo reconocer a Fulanito o Menganita grado total de discapacidad ___________ encontrarás un párrafo que dirá algo como esto o parecido:

Artículo 71. Reclamación administrativa previa en materia de prestaciones de Seguridad Social.

1. Será requisito necesario para formular demanda en materia de prestaciones de Seguridad Social, que los interesados interpongan reclamación previa ante la Entidad gestora de las mismas. Se exceptúan los procedimientos de impugnación de las resoluciones administrativas expresas en las que se acuerda el alta médica emitidas por los órganos competentes de las Entidades gestoras de la Seguridad Social al agotarse el plazo de duración de trescientos sesenta y cinco días de la prestación de incapacidad temporal.

2. La reclamación previa deberá interponerse ante el órgano competente que haya dictado resolución sobre la solicitud inicial del interesado, en el plazo de treinta días desde la notificación de la misma, si es expresa, o desde la fecha en que, conforme a la normativa reguladora del procedimiento de que se trate, deba entenderse producido el silencio administrativo.

En los procedimientos de impugnación de altas médicas no exentos de reclamación previa según el apartado 1 de este artículo la reclamación previa se interpondrá en el plazo de once días desde la notificación de la resolución.

3. Si la resolución, expresa o presunta, hubiera sido dictada por una entidad colaboradora, la reclamación previa se interpondrá, en el mismo plazo, ante la propia entidad colaboradora si tuviera atribuida la competencia para resolver, o en otro caso ante el órgano correspondiente de la Entidad gestora u organismo público gestor de la prestación.

4. Cuando en el reconocimiento inicial o la modificación de un acto o derecho en materia de Seguridad Social, la Entidad correspondiente esté obligada a proceder de oficio, en el caso de que no se produzca acuerdo o resolución, el interesado podrá solicitar que se dicte, teniendo esta solicitud valor de reclamación previa. Del mismo modo podrá reiterarse la reclamación previa de haber caducado la anterior, en tanto no haya prescrito el derecho y sin perjuicio de los efectos retroactivos que proceda dar a la misma.

5. Formulada reclamación previa en cualquiera de los supuestos mencionados en el presente artículo, la Entidad deberá contestar expresamente a la misma en el plazo de cuarenta y cinco días. En caso contrario se entenderá denegada la reclamación por silencio administrativo.

En los procedimientos de impugnación de altas médicas en los que deba interponerse reclamación previa, el plazo para la contestación de la misma será de siete días, entendiéndose desestimada una vez transcurrido dicho plazo.

6. La demanda habrá de formularse en el plazo de treinta días, a contar desde la fecha en que se notifique la denegación de la reclamación previa o desde el día en que se entienda denegada por silencio administrativo.

En los procesos de impugnación de altas médicas el plazo anterior será de veinte días, que cuando no sea exigible reclamación previa se computará desde la adquisición de plenos efectos del alta médica o desde la notificación del alta definitiva acordada por la Entidad gestora.

7. Las entidades u organismos gestores de la Seguridad Social expedirán recibo de presentación o sellarán debidamente, con indicación de la fecha, las copias de las reclamaciones que se dirijan en cumplimiento de lo dispuesto en la presente Ley. Este recibo o copia sellada, o el justificante de presentación por los procedimientos y registros alternativos que estén establecidos por la normativa administrativa aplicable, deberán acompañarse inexcusablemente con la demanda.

De este párrafo infumable sacamos varias informaciones importantes:

– si no estamos de acuerdo con el grado de discapacidad que nos atribuyen, para reclamar hay interponer una reclamación previa a la vía jurisdiccional social dirigido al organismo de valoración del grado de discapacidad que corresponda, en este caso a la Dirección General de Atención a Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid.

– tenemos un plazo de 30 días hábiles (no se cuentan fines de semana ni festivos) contados a partir del día siguiente en que hemos recibido la carta con la resolución para interponer esa reclamación previa.

– si en la reclamación previa no nos hacen caso, lo siguiente es interponer una demanda en la jurisdicción social.

La reclamación previa, en este caso la reclamación administrativa previa a la vía judicial, es un escrito de reclamación presentado ante la Administración que ha determinado el grado de discapacidad, con carácter previo a la demanda por vía judicial.

En ella solicitas la modificación o revocación de un acto administrativo, en este caso, una resolución negativa en materia de reconocimiento de prestaciones.

La reclamación previa es un trámite imprescindible para poder ir a los Juzgados de lo Social.

Una vez que has presentado tu reclamación previa la Seguridad Social tiene 45 días para responderte. Si no te responden o no te hacen caso a lo que pides entonces ya puedes ir a la Justicia. En concreto a los juzgados de la jurisdicción social, que es la que corresponde.

Requisitos que hay que cumplir al presentar la reclamación previa.

Para presentar la reclamación previa no se requiere un formulario normalizado, pero sí será necesario incluir al menos los siguientes datos:

✔ nombre, apellidos y firma de quien presenta reclamación previa y/o su representante (si la presentas tú en nombre de tus hijos menores de edad).

✔ un domicilio a efectos de notificaciones.

✔ hechos, alegaciones y peticiones al organismo de valoración del grado de discapacidad.

✔ lugar, fecha y organismo al que se dirige la reclamación previa.

La cabecera de tu escrito podría tener una pinta como esta:

¿Qué pongo en la reclamación previa?

Una vez que has hecho la cabecera del escrito con tus datos personales, viene la parte de las alegaciones.

En esta parte es donde tienes que poner todos aquellos hechos, razonamientos, argumentos y peticiones que consideres necesarios para rebatir el grado de discapacidad que te han dado.

Una cosa importante en la que fijarse es si el organismo de valoración del grado de discapacidad ha cumplido las normas del procedimiento.

La Administración tiene la obligación de motivar sus resoluciones. Motivar una resolución es indicar cuáles son los hechos y fundamentos jurídicos en los que se basa la decisión, en este caso, el porcentaje de discapacidad que te han dado.

Esta obligación de motivar las resoluciones administrativas sirve para evitar la arbitrariedad de la Administración y para dar a conocer al interesado las razones por las que se ha tomado esa decisión.

Spoiler: Decir que te dan X porcentaje de discapacidad sin explicar el cómo ni porqué no es motivar una resolución.

Cómo presentar la reclamación previa.

Puedes presentar presencialmente tu reclamación previa de varias maneras:

– En los Registro de la Administración regional de tu Comunidad Autónoma.

Si vives en la Comunidad de Madrid puedes solicitar la cita previa para los Registros regionales haciendo clic aquí.

– En Registros de la Administración General del Estado.

– En los Registros de otras Comunidades autónomas.

– En los Registros de los Ayuntamientos

– En una oficina de Correos mediante correo administrativo

– Representaciones diplomáticas u Oficinas Consulares de España en el extranjero.

Paso 2: contestación a la reclamación previa.

Una vez que hayas puesto tu reclamación previa, la Administración tiene 45 días para contestarte.

O pueden no contestarte nunca. Si pasan seis meses sin noticias de la Administración, tendrás que entender que te han denegado las peticiones y alegaciones que hayas hecho en tu recurso. Es lo que se conoce como silencio administrativo negativo.

Paso 3: rumbo a la jurisdicción social.

Si la respuesta a tu recurso no es satisfactoria o, como decíamos antes, no obtienes respuesta lo siguiente es acudir a la jurisdicción social y demandar a la administración. En este caso a la Seguridad social.

Para tener más posibilidades de obtener una sentencia a tu favor es una buena idea apoyarse no sólo en los informes particulares que tengas, sino también en una prueba pericial que aplique los baremos del Real Decreto 1971/1999, ya que son los únicos criterios válidos para calificar el grado de discapacidad de una persona.

En esa prueba pericial se debe recoger el parecer médico, psicológico y/o social o sólo alguno de ellos, dependiendo de lo que vayas a impugnar del dictamen técnico de la Administración.

Tienes también la posibilidad de llevar a tus peritos al acto del juicio para defender y explicar la prueba pericial y las conclusiones a las que en ella se lleguen.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.